Nuestra Inspiración

______


La vida no vale nada,
si no se sabe vivir...



El 17 de Febrero del 2007, mi hermana María Lucía, quien nos mantiene inspirados y entusiastas en nuestra labor diaria, fue llamada a engrosar el ejército de ángeles. Ella nos enseñó que no hay que caminar para dejar huella, que una sonrisa es una marca indeleble en nuestros corazones, que la vida se hizo para gozarla sin límites a pesar de las “limitaciones” y que con un gesto y actitud amables, podemos alegrar la vida a los demás. Su existencia tuvo todo el sentido del mundo y gracias a ella, en CALUCÉ vemos la vida desde un ángulo diferente.


El legado de María Lucía se refleja en nuestra filosofía de servicio. Tener paz, paciencia y pasión son claves en nuestro estilo de vida y de atención a los huéspedes. Buscamos generar hogares acogedores que aseguren Bienestar mediante el quehacer diario por parte de un equipo humano con vocación de servicio, convencido y entusiasta que asegura el cumplimiento de nuestro sueño:

“Servir y proteger a personas que
requieren cuidados especiales”

Por esta razón, los requisitos no se basan en la edad, el estado de autonomía o la independencia del huésped, sino en su deseo y/o necesidad de recibir cuidados y servicios cualificados que aseguren su BienEstar, lo cual se logra únicamente mediante el trabajo en equipo, siendo parte fundamental de éste: LA FAMILIA.


Son requisitos también procurar que, en la medida de las posibilidades, el huésped sea quien tome la decisión que pueda vivir en la comunidad, y que ésta lo acepte; además la familia debe estar siempre comprometida, dispuesta y disponible. Por esto para CALUCÉ es indispensable generar espacios y actividades que inviten a compartir.

equipo-01

______


JUAN ROJAS ESGUERRA
Director


Comentar
0

Leave a reply